Taller de escritura

Del lat. scriptūra.

1. f. Acción y efecto de escribir.

Del lat. scribĕre.

1. tr. Representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie.

Trabajaremos combinando lectura-escritura, junto a contenido teórico sobre el lenguaje y diferentes ejercicios prácticos, en pos de adquirir capacidad de análisis, agilidad y recursos para realizar cualquier tipo de creación con palabras (relato, artículos, poesía, etc.).

De octubre 2019 a junio 2020. Clase semanal. Jueves de 18 a 20 h.

Con agua y pincel

Aparece el recuerdo de algo así como “la imagen que tenemos es la que queremos”. Contextualizo: El lago entre los árboles sucedió después.

Finalizada la obra, Giulia recuerda que eligió la imagen para practicar algunas de las cualidades de la acuarela, cuando el muro subió la intensidad a destiempo y lugar. Querer transformarlo suponía seguir de alguna manera, convertir la tierra en lago y el conjunto de árboles en un bosque rebosante de color. Por eso llama a la acuarela ‘Muros líquidos’ y añade:

“…por el muro que pudo derretir, como los muros mentales que aparecen delante de una hoja blanca, se difuminan con sólo agua y pincel.”

Giulia Fasano ‘Muri liquidi’

A través…

A través puede indicar pasar de un lado a otro, un trasladarse, aquí en un viaje, los peces en el agua. También puede referirse al medio: Este mar a través de la acuarela. En el trayecto, la autora sabe que quiere traspasarlo, junto al movimiento de los peces desde un punto de vista acuático. Para ello, se requiere empezar con agua en el papel para añadir después los colores y llevarlos a la fusión, en el reto de conseguir matices entre las manchas, sin invadirlas. Una vez planteado el itinerario a través, la indispensable atención juega el agua a favor.

Al dar por finalizada esta obra, pronunciamos orgullo como satisfacción por llegar al destino propuesto.

Cati Mena, ‘Mar a través’, Acuarela

Sobre arteterapia

La arteterapia nace como disciplina terapéutica desde la comprensión de que el lenguaje artístico tiene el valor de conectar con lo anímico, proporcionando un canal para exteriorizar. Desde esta concepción se empieza a trabajar con los procesos creativos, utilizándolos como herramienta para dar expresión a sentimientos, deseos e ideas, a veces difíciles de verbalizar.

Parte del artículo publicado en la revisa Enki n31

S, “Saco de rabia”