Recetas para pintar con ingredientes culinarios:

Diluir con agua curry o cúrcuma para obtener AMARILLOS, con pimientón dulce para conseguir NARANJAS, spirulina para los VERDES-AZULADOS, etc.

Podemos utilizar directamente zumo de remolacha y vino tinto para pintar con ROSÁCEOS, y café, té concentrado, salsa de soja y tinta de calamar para los MARRONES, etc + vinagre para conseguir adherencia.

Para dibujar se pueden utilizar pinceles, palillos, cucharas, tenedores, etc.

Recomendación: airear un par de días, fijar con algún barniz acrílico, proteger de la luz directa y de la humedad.

Dibujo con spirulina y cúrcuma.

Rueda de color

Al MEZCLAR para crear un círculo cromático, los colores primarios se transforman en tonos, encontrando los secundarios a medio camino.

Al cerrarlo, podemos observar los opuestos, curiosamente COMPLEMENTARIOS, para descubrir que relacionándolos, un azul puede ser más azul junto a otro naranja más naranja…

Cati Mena, “Círculo cromático”, acuarela.

¿Cuándo empezó el principio?

Los inicios se describen como primer momento de la existencia de una cosa, punto de origen de esta. Aquí el autor, con la dedicación que le caracteriza, empieza a dar volumen a las rocas que ya fueron delineadas en el taller pasado. Antes elegidas entre las fotografías que hizo. Antes paseadas por Formentera, porque antes…

Después, cuando Tolo dé por finalizada la obra, en el taller dedicaremos primeros momentos para trasladar nuestra mirada.

Tolo Ferragut, “Naciendo la costa…., pintura al óleo

Bailando el agua en el lienzo

En ese momento en el que aún se busca antes de dar por finalizada la obra, la pregunta de la autora fue: ¿Cómo conseguir el efecto de movimiento en el agua? Nos detuvimos en ella para observar qué es lo que genera el aire, y surgió la respuesta para esta pintura: Primero, un pincel bien pequeño, después, el tono de azul profundo, casi negro, para pasar a una pincelada sutil. Sobre todo, queriendo bailar el agua.

-¡Eso es lo que hacen los flamencos!

La autora pintando las ondulaciones del agua donde están los flamencos
Marta Bernués, ‘Bailando en el agua’, óleo sobre lienzo