Lanzando el deseo

Decidir la línea a mano alzada lleva al momento de lanzarla, como el jinete que va a saltar con su caballo lanza su espíritu al otro lado del obstáculo. Así, después de probar esa disposición de base deseo, apuntando al lugar de llegada para que el trazo no tiemble, Isabel, la autora de esta acuarela, escribe:

“Cuando miras hacia donde quieres ir, la línea aparece.”

Dibujo de calle, acuarela de Isabel Jiménez

Palabras del taller de Acuarela

Partimos de OBSERVACIÓN, seguimos con COLOR al AGUA, SAL y EMOCIONES, en un JUEGO RELAJANTE añadimos DIVERTIMENTO, FLUIDEZ, CONFIANZA.. para ATREVERSE, PERDER EL MIEDO al ERROR y por la FALTA,

De nuevo ACUARELA!

Pizarra de palabras pronunciadas por acuarelistas del taller.

Acto de OBSERVAR en el proceso creativo

Observar es un verbo que llama a mirar con atención el acá. Atender las cualidades del objeto que queremos mostrar para acercarse a un más allá de este, acompaña a un ver “qué” llama en un interjuego continuo de observación entre dentro-fuera -qué me toca de fuera-, para un “cómo” trasladarlo al soporte. Así, en el proceso creativo, OBSERVACIÓN es también descubrimiento y por ello, palabra elegida por Giulia en relación a su aprendizaje en el taller de acuarela, más un me falta! Para seguir creando…

Iniciando un retrato, Giulia Fasano.

Estudio de colores

Seguimos considerando el estuche de acuarelas como un contenedor de posibilidades. Contamos con el agua, los pinceles y el impulso yendo a conocer cómo se presentan los colores y cómo varían al mezclarlos, para empezar a decidir las combinaciones de tonalidades de una nueva obra. ¿En base a fríos, cálidos, ambos? ¿De la rueda del color o quebrándolos? ¿En busca de contrastes? Vamos!

Estudio de color de Miguel Burguera