A punto de escritura…

Hoy volvemos al relato muy breve o microrrelato para abrir espacio al relato. El reto consiste en utilizar las claves para llevarlo a su límite. En el taller lo llamamos ‘nanorelato’. Ya hemos constatado que se pueden erizar hasta los pelos de las piernas.

Publicado por

Marta Parada Mas

Licenciada en Bellas Artes, UB. Máster en Arteterapia, UPF. Miembro del Gabinete Psicoanalítico Palma.