Rueda de color

Al MEZCLAR para crear un círculo cromático, los colores primarios se transforman en tonos, encontrando los secundarios a medio camino.

Al cerrarlo, podemos observar los opuestos, curiosamente COMPLEMENTARIOS, para descubrir que relacionándolos, un azul puede ser más azul junto a otro naranja más naranja…

Cati Mena, “Círculo cromático”, acuarela.

Publicado por

Marta Parada Mas

Licenciada en Bellas Artes, UB. Máster en Arteterapia, UPF. Miembro del Gabinete Psicoanalítico Palma.