Te cuento amaranto

A partir de la observación del diálogo interno en el proceso de creación, también se es oyente que expresa en su búsqueda. La obra se convierte en un lugar de experimentación dónde fantasía y realidad se combinan integrando la experiencia. Desde una flexibilidad de pensamiento, lo creado resulta un medio para descubrir contando en el objeto. Porque en definitiva, es diferente si digo verde o si digo azul. Si quiero carmín y te cuento amaranto.

Talleresdarte

Publicado por

Marta Parada Mas

Procesos Creativos y Arteterapia