—¿Alguna vez has visto un dibujo aséptico?

Una vez sabiendo del concepto, algo así como carente de emoción, la respuesta fue sí.

—Entonces, esta diminuta línea de lápiz suspendida en el folio ¿no te dice nada?

—No, como ese cuadro negro en la pared del salón en el que entré un día.

—¿Y esta? —Dibujando de arriba abajo en el espacio con una fuerza capaz de romper un papel—. ¿no te expresa nada?

¿Y si el cuadro es blanco sobre blanco?

Publicado por

Marta Parada Mas

Procesos Creativos y Arteterapia